Prepare a cada discípulo para caminar desde el comienzo hacia la madurez de su fe, a experimentar la plena libertad en Cristo, dar un testimonio consistente y transmitir a otros profundas convicciones acerca del Reino de Dios.

«… la iglesia disfrutaba de paz a la vez que se consolidaba…, pues vivía en el temor del Señor. E iba creciendo en número, fortalecida por el Espíritu Santo.»
Hechos 9:31

No se encontraron productos que concuerden con la selección.